Ahorrar tinta con cartuchos de tinta economicos

En: favorite Golpear: 239

Ya se sabe que las principales marcas de impresoras encuentran la fórmula idónea para hacer negocio en la venta de impresoras a bajo precio, compensándola con cartuchos a precios bastante elevados.

Ya se sabe que las principales marcas de impresoras encuentran la fórmula idónea para hacer negocio en la venta de impresoras a bajo precio, compensándola con cartuchos a precios bastante elevados.

Sí, porque una impresora aguanta mucho tiempo, pero los cartuchos de tinta se consumen y toca renovarlos, y ahí es donde realmente encuentran la rentabilidad. De nada sirve tener la mejor impresora del mercado si no dispones de un cartucho que te permita imprimir.

Conscientes de que la compra de cartuchos de tinta puede suponer un importante desembolso, especialmente en aquellos casos en los que se imprime una gran cantidad de documentos al cabo del día, desde canariastoner.com te vamos a dar una serie de consejos clave que te permitirán ahorrar tinta y tóner al utilizar tu impresora. ¿Te interesa? Pues coge papel y boli y, toma nota.

#1 – Acierta con la impresora

Uno de los puntos más importantes para ahorrar tinta y tóner es acertar con tu impresora. Te recomendamos que no compres la primera que veas o que simplemente te fijes en el precio, ya que es posible que con el tiempo acabes pagando de más por los cartuchos.

Si lo que quieres es ahorrar tinta, fíjate en aquella impresora que cuente con cartuchos de tinta baratos, así como que permita la utilización de cartuchos compatibles, que son mucho más baratos que los originales.

Presta atención también a si la impresora dispone de cartuchos independientes. Es cierto que ello supondrá que tengas que cambiar uno a uno cada uno de los cartuchos, pero también que disfrutarás de un mayor ahorro. ¿Por qué? Pues porque las que utilizan cartuchos conjuntos, dejan de funcionar en el momento en que alguno de los colores se haya agotado, teniendo que cambiar el cartucho, cuando es posible que todavía quede una importante cantidad de tinta del resto de colores.

#2 – Compra cartuchos XL

Apuesta por comprar cartuchos XL, ya que además de contar con una mayor capacidad, te ofrecerán una mejor relación calidad – precio si comparas a cuanto sale el mililitro de tinta de cada cartucho.

La gran mayoría de firmas de impresoras como Epson, Kyocera, Oki o HP disponen de cartuchos de tinta o tóner XL, pero en caso de que no dispongan de ellos, siempre puedes optar por los cartuchos compatibles.

#3 – Activa el modo ahorro

Aunque mucha gente lo desconoce, activar el modo ahorro de tu impresora te permitirá ahorrar una importante cantidad de tinta. Aunque mucha gente lo desconoce, la gran mayoría de impresoras disponen de esta opción, aunque en caso de que tu impresora sea demasiado antigua y no disponga de ella, opta por imprimir en modo borrador, que al fin y al cabo ofrece una calidad de impresión y un ahorro económico similar.

Normalmente, tanto el modo ahorro como el modo borrador se encuentran en los ajustes de impresión de tu ordenador, dentro del panel de control.

La única diferencia será que los colores saldrán algo más apagados de lo normal, pero en caso de que necesites obtener la máxima resolución en alguna impresión, siempre puedes desactivarlo sin ningún problema.

#4 – Elige la letra adecuada

Te sorprenderías al ver el ahorro que te puede suponer elegir un tipo u otro de letra, y es que cada fuente tiene un tamaño diferente y utiliza una cantidad de tinta en función de sus dimensiones.

La letra Ecofont está diseñada específicamente para el ahorro de tinta, dejando unos pequeños espacios prácticamente inapreciables dentro de cada letra, que sin duda permiten ahorrar en tinta.

Dentro de las letras más utilizadas, hay que destacar la Garamond, la Courier, la Times News Roman o la Helvetica como las que menos tinta consumen, tres veces menos que otras como la Cooper Black, la Impact o la Arial Black.

#5 – Varias páginas en una sola

Otra de las opciones más recomendables para ahorrar tinta es imprimir varias páginas en una sola, lo que además te permitirá ahorrar también en papel. Puedes optar por reducir la letra hasta que te quepan diferentes páginas en una sola, u optar por la impresión a doble cara.

Esto lo puedes realizar a mano o a través de las opciones de impresión de la propia impresora. Lo podrás indicar a través de la opción “páginas por hoja” o en “imprimir a una cara”.